Ideas S.A.

24 julio 2009

“Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas”.

Santiago Ramón y Cajal

La capacidad humana de generar y desarrollar ideas está asociada a la razón, la autorreflexión, la creatividad y la inteligencia Las ideas dan lugar a los conceptos, los cuales son la base de cualquier tipo de conocimiento.

Victor Hugo decía que son las ideas y no las máquinas las que conducen y arrastran al mundo. Sustituyan mundo por empresas, asociaciones, instituciones…

Por lo tanto las empresas deben ser capaces de generar ideas que aporten valor a sus clientes y grupos de interés. Para ello es preciso crear espacios fértiles, dentro de ellas, que posibiliten su nacimiento y posterior desarrollo hasta, en el caso de que sea posible, su implementación en el mercado, negocio…

EL VALOR DE LAS IDEAS

En 1997 la empresa agroalimentaria Nestle crea el programa “Nestle Innova” con el objetivo de impulsar el crecimiento interno, lanzar nuevos productos y alcanzar nuevos mercados.

El programa en cuestión se fundamenta en tres áreas:

  • Crear una atmósfera que estimule la creatividad y la innovación.
  • Desarrollar las habilidades creativas que permitan generar ideas.
  • Establecer los procesos adecuados que faciliten la conversión de estas ideas en productos.

Fruto de este programa han surgido innovaciones como el “Sirvefácil” de la leche condensada la lechera. Un recipiente de plástico con una válvula de silicona que facilita la dispensación de leche.

Desde el 2007 vengo trabajando con diversas empresas ayudándoles a establecer procesos que contribuyan al desarrollo e implementación de nuevas ideas de negocio.

De forma resumida nuestra metodología de trabajo se fundamenta en los siguientes pasos:

Generar Ideas

Estableciendo una cultura corporativa que posibilite la generación de ideas, motivando la participación de todos los trabajadores en la búsqueda de soluciones a los problemas del negocio.

Creando espacios fértiles y desarrollando técnicas creativas que faciliten la aportación de ideas y sugerencias de mejora.

Recoger las aportaciones

Una vez establecido el marco que posibilite la aportación creativa se crean las estructuras precisas donde el trabajador pueda depositar sus ideas para su posterior evaluación.

  • Buzones de ideas, ya sean físicos o virtuales donde los empleados introduzcan sus ideas y sugerencias.
  • Premios a la creatividad y la innovación en donde los trabajadores planteen sus proyectos de mejora recompensado las mejores ideas.
  • Reuniones, dinámicas o grupos internos de discusión y mejora. Se crean unos grupos de trabajo que se reúnen de forma periódica con el objetivo de buscar soluciones a problemas detectados en el negocio. Debido a este sistema en algunas empresas hemos conseguido disminuir los costes de manera notable.

Evaluar las ideas

Recogidas las aportaciones es necesario analizar las distintas opciones y si es factible su implementación en el negocio.

En este apartado será necesaria la creación de un comité que incluya a los responsables de los distintos departamentos de la empresa. Estos serán los responsables de valorar las ideas para desecharlas o trasladarlas a la fase de análisis.

Analizar la incorporación de la idea al negocio.

Se realiza un análisis desde el punto de vista técnico y de producción, de marketing, financiero y de recursos humanos para establecer si la empresa es capaz de acometer la idea en cuestión y sus posibilidades de éxito.

Transformar…

PONER LAS IDEAS EN VALOR

En este momento se establecen los planteamientos necesarios para incorporar la idea al negocio ya sea en forma de mejoras internas, nuevos productos, nuevos mercados…

Si todo el proceso se convierte en algo que aporta valor al mercado, la idea se convierte en innovación. Se trata de una fase complicada ya que es el momento en que las ideas se llevan a la práctica.

TRES PUNTOS PARA CONCLUIR

  • Debemos crear las condiciones, la metodología, los procesos adecuados para que las ideas surjan y se desarrollen. Es fundamental establecer la atmósfera adecuada que motive la participación, la valore e incentive.
  • Las ideas como tales no sirven para nada si no somos capaces de ponerlas en práctica.
  • Se trata de una apuesta muy rentable en el medio plazo.


No tocar en caso de crisis

29 enero 2009

Mi colaboración en el Diario del Altoaragón versa sobre la crisis… de nuevo.

Si usted está atravesando el infierno. Siga adelante, ¡No se detenga! Porque sería mucho peor.”

Winston Churchill

 Cuentan una vieja historia sobre una compañía norteamericana, dedicada a la comercialización de zapatos, que contrató los servicios de una consultora con el objeto de realizar un estudio de mercado, en una lejana isla del pacífico, para ver si era posible vender zapatos en la zona.

Después de varios días en la isla, la consultora, envió un informe a la empresa que concluía con la siguiente frase: “la gente de aquí no usa zapatos por lo tanto no existe mercado para su producto”

El gerente de la compañía, a pesar del rotundo informe de la prestigiosa empresa, decidió buscar una segunda opinión y solicito los servicios de una nueva consultora. A los pocos días de permanecer en la isla, la consultora, entregó un nuevo informe  a la empresa que finalizaba con lo siguiente: “Observamos que los habitantes de la isla no utilizan zapatos por lo que pensamos que existe un mercado enorme.”

peligrocrisis2Como vemos, los datos recogidos en el estudio eran los mismos pero su interpretación era totalmente antagónica.

Siempre existe un mercado lo que ocurre es que debemos comprenderlo y adaptarnos a él. Incluso en situaciones de crisis sigue habiendo posibilidades para todas las empresas que hagan una lectura acertada de la misma y adecuen sus estrategias a la nueva coyuntura.

Generalmente la razón principal que lleva a muchas empresas a entrar en crisis es su incapacidad para adaptarse con rapidez a las nuevas situaciones que le plantea el entorno.

5 COSAS QUE NO DEBEMOS HACER EN TIEMPOS DE CRISIS

Eliminar el presupuesto de Marketing

En estas situaciones una de las primeras partidas de las que algunas empresas suelen prescindir es de su inversión en marketing y comercialización. Le planteo dos cuestiones:

  • Si piensa que no es necesaria. ¿Por qué antes si que invertía?
  • Si muchas empresas renuncian a ello, aquellas que sigan apostando tendrán mucho más fácil obtener una situación de privilegio en el mercado.

Lo que ocurre es que debemos apostar ahora y siempre por un marketing inteligente y focalizado en nuestro publico objetivo. A que usted no mataría una mosca con un cañón ni dispararía una arma con los ojos cerrados, pues con el marketing ocurre lo mismo.

Tener una visión a corto plazo

No se convierta en un bombero que cada día apaga los fuegos que van surgiendo. Elabore una estrategia y recuerde que ese cortoplacismo, entre otras cosas, ha sido el que probablemente le ha llevado a usted a esta situación.

Lo que si que está claro es que ha sido una de las razones que han llevado a la economía a este escenario de crisis. Esa búsqueda enfermiza del beneficio a corto sin pensar, como por desgracia se ha demostrado, en todos lo problemas que ello podía acarrear.

 Adecue sus objetivos a la nueva situación

Establezca unas metas alcanzables, coherentes con la nueva coyuntura. El hecho de mantener unos objetivos de negocio que con la coyuntura anterior eran factibles, hará que cunda el desánimo entre sus colaboradores.

Trasmita equilibrio, seguridad y control de la situación, aumentará la confianza de sus trabajadores en el negocio. Recuerde que son fundamentales para salir de la crisis.

 Eliminar la formación y renunciar a la información.

Como decía Lao Tse, ya en el siglo VI A.C: “En días de permanente cambio como los de hoy el mañana será para los que sigan aprendiendo.

Aquellos que ya aprendieron están preparados para un mundo que ya no existe.”

La formación sigue siendo fundamental para sortear los obstáculos que el entorno actual nos plantea, proporcione a sus trabajadores las herramientas adecuadas para hacerlo.

Evite, de la misma manera, meterse en su burbuja y aislarse del mundo. Manténgase informado de lo que ocurre y esté atento a las oportunidades que plantee el mercado… porque existen.

 No se deje llevar

Evite la resignación y no piense que es lo que hay, recuerde que mal de muchos consuelo de tontos.

Hágase cargo de la nueva situación y tome muchas de las decisiones que con seguridad debería de haber tomado antes. Escuche a sus colaboradores y pónganse manos a la obra.

 RECUERDE QUE…

  • La clave está en comprender cuanto antes la nueva situación y adaptarse a ella.
  • Debe seguir buscando oportunidades donde otros ven amenazas.
  • El marketing es el mapa que le va a permitir llegar al Cliente, no se quede sin él.
  • Piense a largo plazo y adecue sus objetivos a la nueva situación.
  • Es vital mantenerse formado e informado
  • La vida sigue su curso, sólo han cambiado las reglas y el camino se ha tornado cuesta arriba pero seguimos llevando el volante.

 

 


Competencia Cooperativa

27 noviembre 2008
“No existe una mejor prueba del progreso de una civilización que la del progreso de la cooperación.”
John Stuart Mill

Reflexiono en mi colaboración semanal con el suplemento Económico del Diario del Altoaragón sobre la colaboración entre empresas, competidoras y no competidoras.

BUSCAR LA SINERGIA

En un mercado global como el actual es más fácil que las pequeñas y medianas empresas aprendan a cooperar para de esta forma ser más competitivas. Realizando acciones conjuntas que permitan obtener las sinergias comentadas que faciliten el alcance de sus objetivos de negocio.

Olvidarnos de la competencia atroz y devastadora para buscar alianzas que nos permitan ofrecer mejores servicios a nuestros clientes y acceder a mercados a los que de otra manera, para una empresa de pequeño tamaño, es imposible llegar.

COOPETIR

Competir y cooperar a la vez que puede parecer complicado suele ser frecuente entre los animales.

Investigadores de la Universidad Carlos III y la Universidad Complutense de Madrid publican en el último número de la revista Discrete and Continuous Dynamical Systems sus teorías. Los miembros del equipo de investigación explican que un depredador superior, como el tiburón, no sólo devora y compite por los alimentos, sino que también coopera para mantener el ecosistema en el que vive. Esta doble acción, denominada “coopetición”, constituye uno de los principales mecanismos reguladores de la vida de nuestro planeta.

En el mismo artículo se habla de cómo dos especies vegetales pueden ayudarse cuando una de ellas está creciendo, porque la mayor puede retener más nutrientes a cambio de ofrecer sombra a la menor, y enfrentarse cuando las raíces de la más joven comiencen a competir por el territorio.

Adaptando estas teorías al mundo empresarial definiría la coopetencia como la unión de esfuerzos entre empresas competidoras para obtener beneficios conjuntos.
Esta práctica se da a menudo entre grandes empresas pero apenas se observa en la pyme. En la industria del automóvil empresas competidoras han realizado proyectos comunes.
Algunas de las ventajas que podemos obtener con la coopetencia serían las siguientes:
  • Compartir información y experiencias entre empresas. Benchmarking entre competidores, algo que se podría dar entre pymes de distintas zonas geográficas.
  • Comarketing. Realizar acciones de marketing conjuntas para optimizar las inversiones.
  • Acuerdos para referenciar clientes a otras empresas y evitar de esta manera ofrecerles un servicio deficiente bien por que no nos sentimos preparados para satisfacer lo que el cliente propone o por que estamos desbordados. Por ejemplo en hostelería en épocas de afluencia masiva a los establecimientos.
  • Ofertar servicios más completos. Lo que puede permitir acceder a Clientes más importantes que no acostumbran a trabajar con empresas pequeñas.
  • Asunción conjunta de riesgos. Para realizar determinados trabajos o crear nuevos productos.
  • Creación de centrales de compras que permitan disminuir costes.
  • Desarrollo de grupos de presión ante la administración o los medios de comunicación para obtener beneficios comunes.
  • Establecimiento y explotación de servicios o zonas comunes.