Buscando el sentido

“La gente a la que le va bien en la vida es la gente que va en busca de las circunstancias que quiere, y si no las encuentra, se las hace, se las fabrica.” George Bernard Shaw

 

 Viktor Emil Frankl, fue un neurólogo y psiquiatra austriaco que sobrevivió al holocausto, en varios campos de concentración nazis. A partir de esta   dramática experiencia,  en 1945 escribió el libro El hombre en busca de sentido.

En esta obra, relato de su estancia en los campos de exterminio, expone que incluso en las condiciones más extremas de deshumanización y sufrimiento, el hombre debe encontrar una razón para vivir, basada en su dimensión espiritual.

Debemos buscar en nuestro interior los resortes que nos activen y pongan en marcha convirtiéndonos en los dueños de nuestro propio destino, ya que hay sucesos que nos depara el devenir que no podemos controlar pero depende, única y exclusivamente de nosotros nuestra manera de afrontarlos.

brujula

La palabra motivación deriva del latín motus, que significa movido, o de motio, que significa movimiento. Moverse hacia, incitar a una persona a realizar algo que deseamos que haga.

Motivación es la situación emocionalmente positiva, que se produce en un sujeto, cuando existe un estímulo o incentivo que le hace desarrollar una conducta determinada.

 CONOCETE A TI MISMO

(Nosce te ipsum) Se dice que estas palabras estaban inscritas en la puerta del templo de Apolo en Delfos. Posteriormente fueron adoptadas por Sócrates, así como por otros filósofos, como uno de los principios de su enseñanza. La sentencia es fundamental para trabajar la automotivación, debido a que nosotros somos los únicos responsables de nuestra conducta y sentimientos.

Trata de conocerse a si mismo haciéndose preguntas referentes a sus conocimientos, actitudes y aptitudes. Nombre y reconozca sus sentimientos, sus cualidades, sus talentos únicos. Piense que puede ofrecer a los demás e identifique  sus sueños y necesidades. Para ello debemos establecer un dialogo interior que nos permita conocer a fondo nuestras debilidades y fortalezas.

Recuerde que es usted el que debe buscar los interruptores que le ponen en marcha, aquellos resortes que le recargan de energía alcanzando elevados niveles de motivación que permiten sacar mayor partido de sus acciones optimizándolas al máximo.

·         Piense en sus logros conseguidos y experimente como se sintió en ese momento  previo al éxito. ¿Cómo fue su motivación? ¿Cuáles sus sentimientos?

·         Reflexione sobre su estado de ánimo cuando comienza el día, sobre sus pensamientos cuando lo termina. ¿Qué ocurre? ¿Cómo se encuentra?

·         Valore futuros proyectos. Visualice su éxito. ¿Cuáles son las motivaciones que le van a permitir desarrollarlos con éxito? ¿Piense en tareas que no le gusta hacer y extraiga lo positivo de las mismas?

 LAS 7 PES CLAVES PARA LA AUTOMOTIVACIÓN

  1. Pasar a la acción

La pasividad es la peor enemiga para trabajar la motivación. Por eso mismo, no espere que los demás lo hagan por usted y póngase en marcha. La acción nos revitaliza y nos carga de energía.

  1. Pasión

Es fundamental vivir con pasión lo que hacemos y disfrutar. Es imposible alcanzar todo nuestro potencial si no nos apasiona aquello que realizamos.

Por tanto busque algo que le apasione y póngase manos a la obra.

  1. Ponderación

Busque el equilibrio, recuerde que no existe el fracaso ni el triunfo absoluto. Huya de los extremos y aprenda a controlar su estado emocional en cada instante.

  1. Pensamientos

Planifique un devenir interesante, lleno de retos prometedores y busque objetivos interesantes. Es vital que se preocupe por crear una imagen tan inspiradora, desafiante y apasionada de su futuro que le empuje hacia delante. No existe ninguna fuerza capaz de motivar más a un ser humano que diseñar una visión poderosa de todo lo que anhelamos alcanzar.

Reflexione con tranquilidad sobre todo aquello que le ocurre, dedica un tiempo a pensar y meditar sobre el desarrollo de los acontecimientos pasados, presentes y futuros.

  1. Positivismo

Saque conclusiones positivas de todo aquello que le suceda. Fomente la autocrítica y aprenda las preciadas enseñanzas que le ofrecen sus fracasos. Comience a desarrollar el hábito de impregnarse de mensajes positivos.

  1. Perseverancia

La motivación no es innata, ni permanente, es preciso trabajarla y entrenarla a diario para conseguir sacar nuestro máximo potencial en los momentos claves.

  1. Proactividad

Desarrolle  una actitud en la que asuma el pleno control de su conducta vital de modo activo. Tome la iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces para generar mejoras, haciendo prevalecer su libertad de elección frente a las circunstancias de la vida.

 EN RESUMEN

·         Busque incentivos que le permitan desarrollar una conducta determinada para conseguir sus objetivos. Fabrique las circunstancias idóneas.

·         Encuentre los resortes que le permitan alcanzar todo su potencial optimizando los esfuerzos al máximo.

·         Recuerde que la motivación no es innata ni permanente por lo que es preciso entrenarla día a día.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: