El poder de la comunicación

“Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice.”

 Peter Drucker

El padre Salimbene de Parma, cronista de Federico II, nos relata un experimento que se llevó a cabo por orden personal del emperador. Se trataba de hallar una respuesta a la pregunta de cuál sería el idioma original y natural de los hombres.

Con esta finalidad, ordenó que se pusiera un cierto número de recién nacidos bajo los cuidados de varias nodrizas. Éstas, tenían la orden estricta de atender con esmero a los niños para que nada les faltara, pero cuidando mucho de no dirigirles nunca la palabra ni hablar con otros en su presencia.

Mediante la creación de este vacío lingüístico esperaba Federico poder comprobar si los niños comenzaban a hablar espontáneamente griego, latín o hebreo.

 Lamentablemente, el experimento no llevó a ninguna conclusión. En palabras de Salimbene, “fue un esfuerzo inútil, porque todos los niños murieron”.

Desconozco la validez científica del experimento pero me sirve para ilustrar la importancia vital de la comunicación en el ser humano y por extensión en el mundo de la empresa. Por lo que es imprescindible que establezcamos las condiciones adecuadas para que se desarrolle con éxito.

Debemos tener en cuenta la cantidad de energía que se pierde diariamente en el mundo, debido a problemas relacionados con nuestra capacidad de comunicar, que desembocan en pérdidas económicas notables.

En ocasiones se piensa que la comunicación es algo natural que se desarrolla de manera espontánea y de la que no hace falta ocuparse especialmente. Esto lleva a muchas empresas a no prestarle excesiva atención, sin darse cuenta de que constituye una herramienta fundamental de gestión tanto externa como interna. De la misma manera es usual que algunos profesionales no se percaten de la importancia de entrenar y desarrollar sus habilidades comunicativas.

COMUNICACIÓN EN LA EMPRESA

La comunicación eficaz es una exigencia de primer orden para mantener la excelencia en una persona o empresa. Una adecuada comunicación favorece un buen entendimiento, lo cual es un factor de motivación y una inagotable fuente de energía.

En una empresa coexisten diferentes niveles de comunicación: la comunicación vertical, entre distintas jerarquías y, la comunicación horizontal, entre iguales. A su vez la comunicación se desarrolla siguiendo canales formales, controlados por la empresa, o se produce de forma informal. Es bueno conocer como se producen todos estos procesos para establecer las condiciones adecuadas y evitar los problemas que una mala comunicación produce.

Una adecuada política de comunicación propicia la integración de los distintos niveles de la organización y fomenta la participación del personal contribuyendo a reforzar el compromiso de los  trabajadores con la compañía.

Comunicación Vertical

Comunicación descendente

Permite mantener informados a los miembros de una organización de todos aquellos aspectos necesarios para el correcto desarrollo de sus tareas. Proporcionando información sobre lo que los trabajadores deben hacer, como tienen que realizarlo y el objetivo que se persigue con su acción.

Los estilos de dirección autoritarios dificultan la comunicación en este nivel pensando de forma equivocada que una comunicación cercana y participativa puede ser tomada como un signo de debilidad.

Comunicación ascendente

Para un directivo es fundamental, ya que le permite conocer el funcionamiento y los entresijos de la organización.

Contribuye a mantener contacto directo con los colaboradores lo que implica conocer sus opiniones y necesidades, algo fundamental para la toma de decisiones. De esta manera es posible conocer el estado de ánimo de cada trabajador y solucionar los problemas antes de que se produzcan.

La comunicación ascendente promueve la participación y hace sentir importante al trabajador.  Que observa como sus aportaciones son tenidas en cuenta. El problema surge  cuando no se escucha adecuadamente, la mayoría de las veces por falta de hábito o prepotencia.

Comunicación horizontal

Este tipo de comunicación favorece el desarrollo del grupo convirtiéndolo en un equipo de trabajo eficaz. La comunicación en este nivel favorece la coordinación de diferentes actividades y el conocimiento de las acciones que se desarrollan, reforzando y fomentando las relaciones adecuadas entre los miembros de la empresa.

Una correcta gestión de la comunicación horizontal contribuye a aumentar la confianza y el compañerismo. Además de evitar los rumores y los malos entendidos.

EN RESUMEN…

La comunicación es un factor de producción más en la empresa que se debe optimizar para obtener de ella el máximo rendimiento posible. Un elemento esencial que puede contribuir a reducir costes y a aumentar los ingresos. Alguien da más…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: