Fórmula 1 aplicada a la empresa.

“Debes siempre luchar por ser el mejor, pero jamás debes pensar que ya lo has logrado” Juan Manuel Fangio.

Del desenlace del campeonato de fórmula 1 podemos extraer varias conclusiones aplicables al mundo de la empresa.

En primer lugar debemos de ser capaces de gestionar la presión aún en los momentos más difíciles. L. Hamilton no fue capaz de hacerlo y cometió varios errores que le costaron el triunfo final.

El piloto de Mc Laren vio amenazas a su victoria en vez de una buena oportunidad para conseguirla. Lo que condicionó su pilotaje abrumado por el miedo a perder.

Por otro lado se demuestra la importancia del trabajo en equipo y de promover un buen ambiente de empresa, algo que no ha sucedido en la escudería anglo – alemana en todo el año.

Invirtamos nuestros esfuerzos en potenciar nuestro producto estrella (Fernando Alonso), al menos al principio, ya que es el que nos proporcionará beneficios seguros.

En definitiva:
  • Aprendamos a gestionar la presión automotivándonos continuamente, utilizando siempre una aptitud mental positiva.
  • Convirtamos grupos de personas en equipos eficientes.
  • Y tomemos las decisiones con coherencia en función de los hechos precedentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: