Un mal anuncio o un muy buen anuncio.

Lo que a simple vista podría parecer un mal anuncio de televisión; sin creatividad, sin emocion e incluso irritante, se ha convertido en una muy buena campaña en función de los resultados obtenidos. (De 2005 a 2006 sus ventas crecieron un 234% y en el primer semestre del año 2007 estaban a punto de doblar las ventas.)

HeadOn es un remedio contra el dolor de cabeza de uso tópico que se ha situado en el puesto número 9 de la categoría de analgésicos externos y alcanzó los 6,5 millones de dólares en ventas el año pasado, por encima de los 1,9 millones de dólares del año 2005, según Information Resources Inc. Y esto sin incluir las ventas en Wal-Mart, uno de los principales distribuidores del producto.

Se trata de un simple y pobre anuncio que repite tres veces el nombre del producto y la frase “Aplíqueselo directamente sobre la frente” mientras una mujer realiza la acción sugerida.

En definitiva lo que puede parecer un pésimo anuncio es una campaña tremendamente exitosa, con repercusión en los programas más satíricos de la televisión norteamericana.

Marketing es marketing y el juez la cuenta de resultados. “ (Yo mismo)

Fuente: Marketing News

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: