No basta con un buen producto

Atrae mi atención un experimento que realizó The Washington Post, el 12 de Enero de 2007, colocando en el metro de Nueva York a uno de los mejores violinistas del mundo, Joshua Bell. (la entrada a sus conciertos ronda los 100€).

En el metro Bell interpretó con su violín piezas magistrales de Bach y Schubert, que poca gente se detuvo a escuchar. Sólo unos pocos se pararon apreciando el gran talento del músico y dejando algunos centavos.

Probablemente la gente no se detuvo a escuchar debido a la prisa del momento (7: 51). Pero podemos sacar otra conclusión adicional. No es suficiente poseer un buen producto para tener éxito, además, es preciso ofrecérselo al cliente de la manera adecuada. Adaptándolo a sus necesidades, en las condiciones deseadas, y en el momento y lugar adecuados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: